jueves, 2 de diciembre de 2010

Desde el corazón del Apocalipsis

¡Este bloguero en un tebeo! ¡999 dentro de 999!



A la izquierda subo la página original de 666/999 tal como se publicó en el #28 de la revista Zona 84 y posteriormente en la edición recopilatoria. A la derecha la página redibujada tal casi como aparece en la reciente reedición de 999 dentro del tomo Onírica. Un detalle que J.M. Beroy tuvo con algunos bloggers extraordinaires. Gracias, amigo.
.

7 comentarios:

Pablo dijo...

NOtable cameo, todo un hito para la comunidad bloggera!
felicidades!

Mo Sweat dijo...

Chapeau !!

Un extraordinario detalle de Beroy. Te lo mereces, crack.

PAblo dijo...

Y no es el único... Que hay escondido Beroy ha metido el cabezón del "alter ego" de otro personajillo.
Un detallazo que no es el único ya que en la dedicatoria también hace referencia al mundillo de la blogosfera comiqueril

Gracias.

Impacientes Saludos.

David dijo...

Bueno, ya le he felicitado a Pablo, y allí he leído que también lo comentabas tú... Así que lo mismo.
Y me parece todo un detallazo por parte de Beroy, que a pesar de saber lo que perdía la página con vuestras incorporaciones...(ja,ja) es broooma...
De hecho, queda mucho mejor la versión restaurada (o a mí me gusta más).
Buenos días.

J. M. Beroy dijo...

Hay que explicar que la página que Bruce ha subido es una muestra que envié a Bruce por adelantado (manejando información privilegiada, además) con una rotulación de circunstancias. En el libro hay un tipo de letra diferente y los bocadillos vacíos están llenos. Es decir, que no es exactamente como aparece, es aún mejor :-D
Por otra parte, me lo he pasado genial con este pequeño y merecido homenaje. Va por vosotros.

FHNavarro dijo...

Coño, JM, no me había dado cuenta!!
Ahí está mi Caligari ;)

Muchas gracias, muchas gracias!!

Abrazos

Anónimo dijo...

¡Ay, estas cosas no se hacen! Pues mira que le he pasado páginas mientras caminaba sin llegar a ver... Luego se preguntarán los historiadores de la Historieta, y los lectores imposibles del 2084, que qué vendrán a ser esas caritas. Alguien tendrá que explicarlo en los extras de su edición. Luego puede que unos Pedro Porcel y Andrés Porcel cualquiera pero con todo el pelo en la cabeza, por las cosas del avance de las ciencias o la desaparición del televisor, lo que llegue antes, explicarán en un grueso libro -elaborado por fin con gelatina de haba vaporizada, pues el papel de hoy será, además de baratísimo en su producción, sutentable, ecológico, limpio, perfumadísimo, incorruptible, y pasará a ser conocido como 'habel'- lo de esas caritas. Sacando de entre vetustos orbes informáticos mensajes de lo más raros que servirán para afirmar de nuevo la categoría de fenómeno social del medio Historieta y su producto-tebeo ante el desconcierto y la hostilidad de la Crítica Acomodaticia (marca registrada) de toda la vida.

Ya cuando lo cogía en la librería sentía ganas de volver a casa corriendo para morder página a página los álbums viejos y hacer con ellas una papilla de muñequitos que colgar del techo. Primero pasé por el FÑAC para hacer tiempo, coger algo de calor y desordenar los amontonamientos librescos según mis preferencias tal cual el Stan Lee de los Simpsons en La Mazmorra del Androide (abre mucho antes que la librería); luego a mi librero creo que ni le dije hola y me largué pagando en tres minutos cuando mi promedio es de cuarenta, con o sin derrumbe de baldas comiqueras, la verdad es que este formato libro les debe apasionar a los compradores no habituales porque he visto que lo ojean bastante, despreciando lo del álbum europeo. En cambio siempre me dicen que en Brasil el formato libro lo ven como algo muy normal (por la manera en que editaban los franquiciados superhéroes) los lectores de tebeos/quadrinhos de siempre y que es nuestro álbum europeo lo que parece atraer a los adultos no habituados al consumo-lectura de tebeos/quadrinhos. Me he llevado también el tomo lujoso en blanco y negro del Jazz Maynard, que me parece mejor que los coloridos, pero no el nuevo de Paco Roca (me lo imaginaba con más páginas, y he dudado si la historia no será pequeña y circulará sobre algun detalle o hecho concreto y no todo lo que yo había imaginado: con lo que estoy a la espera de leer reseñas). A ver si en el 2018 con la muerte del álbum que se cargó a las revistas por lo menos hacen cosas como estas y así de grandes, ya que lo barato está muy caro y, encima, no dejan de repetir que es imposible. Pero la próxima reedición, así de enorme como el Maynard.

Ismamelón