jueves, 13 de agosto de 2009

¿Por qué no hacemos que parezca más un murciélago?

¿Habéis visto la lápida de Bob Kane? No hay palabras...

(Fuente - Wikipedia):

El éxito alcanzado por Superman en Action Comics, impulsó a los editores de DC Comics a crear nuevos superhéroes. En respuesta, Bob Kane ideó un personaje llamado The Bat-Man. Su colaborador Bill Finger recibió una llamada telefónica, con el propósito de invitarlo a apreciar su proyecto original:

"(...) fui a su casa, y observé que había dibujado un personaje muy similar a Superman, con una especie de medias de color rojo. Me parece que usaba botas y no tenía guantes ni accesorios, sólo contaba con una pequeña máscara, sujeta por una cuerda. Tenía también dos alas que sobresalían, figurando ser alas de murciélago. Y debajo tenía un gran logo que decía: BATMAN".

Finger sugirió cambiar su antifaz por una capucha, dibujarle una capa en vez de alas, proporcionarle guantes y retirar las secciones rojas y brillantes del traje. Mientras Finger escribía la primera historia de Batman, Kane se ocupaba de los cambios artísticos sugeridos por Finger. Asimismo, Finger aportó la idea del nombre "Bruce Wayne" para la identidad secreta de Batman:

"Bruce' proviene de Robert Bruce, el rey escocés y 'Wayne' por contar con la identidad de playboy, pues éste significa 'hombre delicado'. En este último caso, busqué por un nombre que sugiriera colonialismo; intenté con Adams, Hancock (...) entonces, me acordé de Anthony Wayne".

En su autobiografía de 1989, Kane habló acerca de las contribuciones de Finger en la creación del personaje:

"Un día llamé a Bill y le dije, 'Tengo un nuevo personaje llamado The Bat-Man y le he añadido algunos elementos básicos. Me gustaría que vinieras a verlo'. Poco después, llegó a mi casa y le mostré mis bocetos. En ese entonces, sólo le había dibujado una pequeña máscara, similar a la que portaría eventualmente Robin.

Bill me dijo, '¿Por qué no hacemos que parezca más un murciélago, dibujándole una capucha con tal de hacerlo más misterioso?' Hasta entonces, The Bat-Man vestía un traje rojo; las alas, el tronco y la máscara eran de color negro. Yo pensaba que el rojo y el negro eran una buena combinación, sin embargo Bill me dijo que la vestimenta resultaba demasiado brillante, sugiriéndome al respecto, 'Coloréalo de gris oscuro para darle un toque más siniestro'.
La capa era como un par de alas rígidas de murciélago, sujetas a los brazos. Cuando lo comentamos, concluimos que esas alas le estorbarían a Bat-Man en las escenas de acción, así que las convertimos en una capa con terminaciones triangulares para que luciera verdaderamente como el ala de un murciélago cuando estuviera peleando o columpiándose sobre una cuerda. Por otra parte, desde un inicio él no quería que Batman portara guantes, pero decidimos dejarlos para evitar que éste tuviera problemas con la impresión de sus huellas digitales por dondequiera que fuese".

Poco después de crear los bocetos finales, Kane firmó un contrato en donde se declaraba como el autor legítimo del personaje. Por el uso del mismo, se añadiría su autoría en todas las historietas relacionadas con él. Inicialmente, los créditos no mencionaban «Batman creado por Bob Kane»; su nombre simplemente iba escrito encima del título de cada ejemplar. A mediados de los años 60, el nombre desapareció y fue reemplazado por los créditos de los dibujantes y escritores responsables de cada nuevo relato. En la siguiente década, cuando Jerry Siegel y Joe Shuster comenzaron a recibir sus respectivos créditos por las historietas de Superman, y William Moulton Marston recibió reconocimiento por la creación de Wonder Woman, las publicaciones de Batman empezaron a incluir la línea «Creado por Bob Kane».

Finger no recibió el mismo reconocimiento. Cuando murió, en 1974, DC Comics aún no lo acreditaba como el cocreador de Batman. El contrato de Finger sólo le otorgaba una tarifa por página y ninguna mención de su autoría. Kane escribió: "Bill estaba desalentado por la falta de logros importantes en su carrera. Consideraba que no había utilizado su potencial creativo al máximo y que el éxito le había pasado de largo".

En 1965, Kane había rechazado a Finger como uno de los creadores del personaje escribiendo una carta a los fans, en la que decía:

"(...) y me pareció que daba la impresión de que Bill Finger y no yo había creado “Batman”, así como Robin y todos los otros villanos principales y personajes. Esta afirmación es fraudulenta y enteramente incierta.".

Acerca de la ausencia de Finger en los créditos, agregó:

"El problema con ser un escritor 'fantasma' es que debes permanecer en el anonimato y sin 'reconocimiento' alguno. Pero, si uno de ellos desea tener 'crédito', entonces debe dejar de ser un 'fantasma' y convertirse en un líder e innovador".

Sin embargo, en una entrevista de 1989 volvió a hacer mención de la situación de Finger desde una perspectiva totalmente diferente:

"Durante esa época, Finger fue considerado como un artista más y su nombre apareció en una franja al reverso de la historieta —la política de DC Comics en sus publicaciones era 'si no puedes escribir algo, busca la ayuda de otros escritores, pero los nombres de éstos nunca aparecerán en la edición final'. Bill jamás me cuestionó sobre esto y yo tampoco se lo mencioné —tal vez por mi ego en esa época. Me sentí muy mal una vez que él murió".


5 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Demasiado tarde...

Bruce dijo...

Y con la boca pequeña...

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

¿por qué estas cosas siempre suceden cuando ya es tarde? ¿Para quedar bien? Qué triste...

Osukaru dijo...

Una poca vergüenza... Aunque yo digo también que más vale tarde que nunca.

En fin...

La Perse dijo...

Una triste historia... Cuanto más sé de él, mejor me cae Finger, y de las declaraciones de unos y otros he ido haciéndome una imagen de él y de Kane.