miércoles, 2 de junio de 2010

Los miércoles en blanco y negro: Tank Girl

Tank Girl es un comic británico de Jamie Hewlett y Alan Martin, y dibujado originalmente por Hewlett. La protagonista vive en una Australia post apocalíptica, parecida a la de Mad Max. Tank Girl conduce un tanque, en el que vive, y su novio es un canguro mutante.
La serie, que debutó en la revista independiente Deadline en 1988, no mostraba una narrativa convencional, y estaba influenciada por la estética y el arte punk, la psicodelia, la metaficción, el surrealismo, etc. Tank Girl se hizo popular y se convirtió en un símbolo de la oposición a Margaret Thatcher, sobre todo a la cláusula 28 de su legislación, que prohibía a la autoridad local promover la homosexualidad o enseñarla en las escuelas como una práctica familiar aceptable. En Londres había reuniones de lesbianas llamadas 'Tank Girl nights.'

Penguin compró los derechos de la tira para publicarla recopilada en b/n. Dark Horse Comics compró los derechos para EEUU y la reeditó en color. En 1995 y 96 se publicaron dos novelas gráficas, Tank Girl: The Odyssey y Tank Girl: Apocalypse, escritas por Peter Milligan y Alan Grant, respectivamente.



5 comentarios:

La Perse dijo...

OK, ahora entiendo lo de la "casualidad". Te enlazaré en los posts... Y jolines, ¡qué sincronía! :P Lo que no has dicho es si a ti te moló, pero supongo que si lo posteas será que sí. A mí me pirra, pero supongo que conociéndome un pelín eso ya lo sabrías a priori...

Besico!

Bruce dijo...

El dibujo está muy bien. Prefiero una narrativa más convencional, pero no he dado mi opinión porque no lo he leído en papel, y con los comics que leo en el pc no suelo conectar casi nunca, me dejan bastante frío.

Osukaru dijo...

Existe también la peli... pero ahora mismo no me digas qué tal estaba. Además no puedo comparar ya que no he podido leer ningún cómic de este personaje. Pero creo que era más bien malota.

mariano dijo...

Joder, ya te digo. A ver si se animan aquí a publicar más material del Tank Girl de Hewlett. Me encantó especialmente el Odissey, que se publicó en el Víbora, no sé a qué esperan para sacarlo en tomo.

Anónimo dijo...

Compra un Víbora y así sabes si te gusta o no antes de tirar al albumcete.
La peli es como para contraprogramar los domingos sesteros del Tour de la Francia. Con más explosión y chorro de muñecos pero más deprimente que la de 'bakarobanzai'. Aunque sin satisfacer completamente la leyenda Para todos los públicos. Canales autonómicos de madrugada.

Ismamelón