jueves, 9 de abril de 2009

¡A mí dadme sacrificio heróico!

Estas son sólo dos muestras de un sacrificio heróico no violento, pero no por ello menos emocionante, y es que el sacrificio heróico tiene mucho - o todo - que ver con el amor, cualquier tipo de amor. A mi las historias en que el personaje/héroe no se deja llevar por el egoísmo y renuncia al amor de su vida, ya sea por el bien de ella o por el bien común, siempre me tocan la fibra.

Para leer sobre otros héroes y sacrificios heróicos y entender porqué nos gustan tanto, leed este post de Pepo en su blog.




Todos conocemos el mitico final de "Casablanca". La renuncia de Rick es fundamental para que esta película sea considerada una de las grandes obras maestras de la historia del cine.





Una de las secuencias de comic más emocionantes que he leído, se encuentra en "La Balada del mar salado":

Es el momento del adiós. La barca en la que Corto Maltes va a partir se acerca a la nave en la que está Pandora Groosvenore, Corto saluda: "Ehi, romantica Bijou!". La escena está llena de significado, Corto hace uso de la ironía una vez más. En pocas escenas dos mundos se acarician, se atraen, reconocen la imposibilidad de su convivencia.

Nosotros sabemos cual será su destino. El "baile" entre Corto y Pandora muestra la romantica pasividad de él que sacrifica en el nombre de una "caballerosidad romantica" su amor por Pandora.

Como Hugo Pratt nos permitiría ver en las historias venideras del Maltés, Pandora sería siempre su ideal romántico, su amor platónico a la fuerza. Es por tanto un gran sacrificio, a fe mía.


.

8 comentarios:

Ismael Fancito. dijo...

"¡Jejeje!, parece que ha nacido un movimiento bloguero contra la demistificación. Pues a disfrutar... ¡Muerte a Freud y muerte a Marx! ¡A la hoguera con Nieztsche!"

¿Quién pues, amigo mío, puede escalar el cielo?
Solo allí viven los dioses para siempre en compañía de Shamash
En cuanto a la humanidad, ¡está tiene los días contados!
¡Todo lo que un hombre hace no es más que viento!
Poema de Gilgamesh, de memoria con posibles corta-pegas entre tablillas y retraducciones, (no se trata de una epopeya griega, atraviesa el tiempo por debajo de la tierra y camina a la mariposa igual que /cen/su/ra/do/).

El pepoblog lleva más de un año masticando ¡jung-jung! No sé, no sé bien, hablar de sacrificio heroico casi que es mentar dos veces lo mismo. También ha salido lo del héroe y el orden social, que con nombrar al padre de la novia, Joseph Sopas cíclicas Cambell, bastaría para aburrirse. Muy aburrido, eru(C)d(T)ito.
Me parece más emocionante esa pizquita que ha salido sobre una vida universal y hacia lo que parece dirige Pepo el 'sacrificio como creación. Este ejemplo del Corto Maltés que traes es muy bueno, por lo accesible de su ideología te permite superar la adhesión a las impresiones que tanto parecen sujetar contra el sillón a ciertas personas prendidas de su educación cuando los mundos se desdoblan e intervienen elementos fantásticos. La realidad histórica vuelve casi imperceptible la manifestación simbólica y, a pesar de los nombres de los personajes, las capas y los vestidos de estos permanecen enmarcados en una modalidad del tiempo que llaman realidad, donde no nada causa alarma ni demasiada impresión. Permitiendo la recogida inmediata de la ideología (el mito) transmitido en la narración. Aunque la elección de esas capas y ropajes no tenga mayor misión que vestir estructuras subyacentes más simples (DIRECTAS). Ya se vería en Mu, y mucho antes: "se acarician, se atraen, reconocen"--->"platónico" Aquí también dibujaron mariposas y, con descaro, acabaron por servirle a un personaje con el nombre de Steiner.
Sobre lo detectivesco, la creación y el sacrificio, en el héroe y la sociedad, solo hay que colocar Sin City entre los relatos de los gigantes primordiales. Esto es algo que jamás se verá en un prólogo de tebeos, también es algo que debería guardarme pero... ¡Soy un fumado, practico yoga y me muero por el palulu!
Pues sí señora, se que no me cree y le importa tanto como ver a un gato chuparse la pirola, pero vea como mea:
La destrucción de la ciudad de Sin City y los desmembramientos de Ymir, Purusha y P´an-Ku, participan de un mismo ejemplo. Sin City, sobre todo el primero, pero también la serie completa mostrando la ciudad que se desmorona para que sepamos del origen de sus clases y sus razas, es un gigante. Todo es violencia. ¡Sí, bendita sea la violencia! Recuerdo la bendición de la muerte violenta, Santo Jim Starlin, tus variables son eternas, el mito de la creación por beneficio de una muerte violenta es más viejo que el spot del Stan Lee y no necesita de la tierra aunque esta pueda absorver el sacrificio violento como vimos en el nacimiento, la muerte dramática y la resurección y la generación inagotable del Swamp thing. Lo mismo, al revés, en Sandman donde 'la otra ciudad' suplanta los bacilos terrestres de la creación periódica de un hombre recién nacido a la unión maravillosa con el universo, el universo como camino del interior (sueño del absoluto; en secreto, solo para nosotros, una partenogénesis onírica sobre la creación, eso es Sandman y su recubrimiento literario ingleso-alemano). ¡Pues sí señora, anótelo en la palma de la mano y rompa a sudar! Olvide que el sacrificio de la muerte violenta es sobre todo una transferencia. El héroe cae, se divide y repite el movimiento originario uniendo la escala cósmica de aquel sacrificio anterior a las representaciones sociales. Como en Sin City. ['Sobre todo el primero'] Como en el Capitan Marvel de Jim Starlin.

Ismael Fancito. dijo...

Voy a buscar por la internete alguna de las imágenes del Capitan Marvel en las que Starlin dibuja el antropocosmos (esas donde gana el universo y su modalidad corporal se transforma). No creo que las encuentre, pero eso también es sacrificio. Posiblemente en Renegades tengamos bastante, todavía hay que esperar.
¡Ah!, por seguir con las anteriores entradas, La Balada siempre en blanco y negro.

Ismael Fancito. dijo...

Ahora recuerdan la ironía (hilo cinéfilo del pepoblog), el resplandor que sucede de contraponer lo infinito y lo finito. El último gesto. La vida de un solo hombre y la de todo el conjunto de la humanidad. ¡Eso también lo tiene el Hugo Prat autor!
Perfecto, perfecto ejemplo, a través de un barandal... ¡Nunca lo había advertido hasta ahora! La forzosa limitación de la barandilla es una distancia enorme, una burla. No requiere comprensión: "Por lo tanto, Socrates es inmortal".

PAblo dijo...

Sacrificio heroico... Jean Grey en la ciudad de Attilan.

(Claro que luego no le sirvió de nada).

Estoy contigo, Bruce, a mí también me encantan estas historias y "Casablanca" es un ejemplo paradigmático.

Impacientes Saludos.

J. M. Beroy dijo...

Pues a mi me gusta la sopa Campbell...

Bruce dijo...

¿O ésto sería más bien sacrificio romántico?

Ismael Fancito. dijo...

¿Sacrificio romántico? A Erich Fromm le habría gustado encontrar este ejemplo cuando escribía sobre la fe racional y el sacrificio auténtico para contraponerlo al sacrificio tipo ¡Viva la muerte!

Bruce dijo...

Hagámonos novios de la muerte! Hagámonos legionarios!