viernes, 22 de febrero de 2008

Epicurus es moderado. Ser moderado es una virtud. Luego Epicurus es una virtud.

El héroe de esta novela gráfica de 1991, escrita por William Loebs y dibujada por Sam Kieth es Epicuro, el filósofo griego que decía que lo más importante en la vida es el placer, pero tomado siempre con moderación. Sus sidekicks son Platón (Sócrates le puso su apodo, significa 'ancho de espaldas', jiji) siempre tratando de impresionar a su maestro Sócrates, y Alejandrito de Macedonia, un niño bastante salvaje pero hijo de un rey, que está estudiando con Aristóteles. Juntos -y siempre en clave de humor- nos muestran los principales filósofos y corrientes filosóficas en Atenas, y exploran algunos de los grandes mitos de la Grecia clásica.

Un gran tebeo, con un humor bastante cercano al de Asterix, con el que desempolvar la filosofía que aprendimos hace años sin dejar de reirnos. Yo lo propondría como lectura obligatoria en los institutos.¡Hop!



¡Puaj! ¡Sofistas! No se puede razonar con ellos



Uno de los mejores gags del 1º volumen: Epicuro puteando a los pitagóricos, ¡hilarante!










El gran Sócrates y sus alumnos









Si hay algo que Epicuro odia, es que le comparen con Demócrito...








En el 2º volumen Epicuro se encuentra con Esopo y conocemos el origen de sus fábulas.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes razón, debería ser de lectura obligatoria en las escuelas. De haber sido publicado antes, no se me habría tomado por loco.

F. Nietzsche.

La Perse dijo...

A mí me frustró un poquito, porque el tema da para mucho más... Pero me encanta el dibujo de Kieth. Ahora, para un tebeo "paródico" con "filósofos", lo peor de lo peor es algo llamado Action Philosophers. Tengo el primer TPB -me lo regalaron-, y es malo hasta decir basta.

Bruce dijo...

Expectativas y decepción van unidas como..como..el.. dedo.. y la uña! ¡hele!
Lo mejor es no tenerlas en absoluto y se disfrutan más las cosas ;D

Osukaru dijo...

Al menos debería ser una obra a tener en cuenta al menos para los profesores de instituto. Creo que sería una buena herramienta para acercar la filosofía clásica a los alumnos sin que echen a correr de buenas a primeras.

Anónimo dijo...

Le faltaba sexo, así lo recuerdo. Y se deshidrataba con la lectura.
¡Action Philosophers! ¿Filósofos superheroicos a hostias o parodia cínica y tristona? Siempre he soñado con algo parecido a unas Secrets Wars de filosofofos.
Ismael.

Jaime Sirvent dijo...

Yo la disfruté muchísimo en su momento. Una lectura divertídisima , con un humor rabioso, la de risas que me eché con todos estos gags.

Plissken dijo...

¡Números corruptos! ¡Números corruptos! ;D

Bruce dijo...

Dieciuno! cinco! cuatrillón ciclón!