jueves, 5 de junio de 2008

"Tygers" (Cuentos de los Green Lantern Corps)

Un joven jardinero persa dice a su príncipe: -¡Sálvame! Encontré a la Muerte esta mañana. Me hizo un gesto de amenaza. Esta noche, por milagro, quisiera estar en Ispahan. El bondadoso príncipe le presta sus caballos. Por la tarde, el príncipe encuentra a la Muerte y le pregunta: -Esta mañana, ¿por qué hiciste a nuestro jardinero un gesto de amenaza? -No fue un gesto de amenaza -le responde- sino un gesto de sorpresa. Pues lo veía lejos de Ispahan esta mañana y debo tomarlo esta noche en Ispahan.
-Antigua historia sufi-

Abin Sur, predecesor de Hal Jordan como Linterna Verde del sector 2814, murió durante una misión tras un accidente en su nave espacial. En el relato "Tygers" (Tales of the Green Lantern Corps), Alan Moore imagina porqué un Linterna verde que no necesitaba nave espacial para desplazarse, encontró la muerte en una.

Años antes, Abin Sur llega en una misión al desolado planeta Ysmault, antiguo centro del Imperio de las Lágrimas, regido por demonios inmortales hasta que los Guardianes del Universo los encadenaron al planeta para siempre, sin posibilidad de escapar. El Linterna verde encuentra a los antiguos habitantes del planeta. Uno de ellos le ofrece a Abin Sur darle la respuesta a tres preguntas que le formule, sin coste alguno. Abin Sur acepta la oferta, pues aunque el demonio mintiera, él no perdería nada.



Abin Sur pregunta sobre el peligro que el futuro le depara; la respuesta: la muerte. Según el demonio, la muerte vendrá cuando su anillo de poder le falle, quedándose sin energía en un momento crítico; aunque su muerte traerá al mejor Linterna verde de todos.



Abin Sur abandona el planeta Ysmault y los demonios se regocijan porque han destruido al Linterna Verde sin que él lo sepa, y ríen durante 19 semanas.



Abin Sur pregunta a su anillo si existe la posibilidad de que se quede sin energía en algún momento crítico. El anillo contesta que, aunque poco probable, es posible. Abin Sur decide que, por precaución, en misiones largas viajará en nave, para ahorrar la energía del anillo. Pero este encuentro con los demonios ha sembrado la duda y el miedo en su mente; pregunta al anillo si no es hora ya de recargarlo, el anillo responde: "Me recargaste hace una hora".

Epílogo: Moore retoma el punto de inicio de la historia; el cinturón de radiación amarilla del planeta que Abin Sur explora, avería tanto a la nave como al anillo de poder; si hubiera confiado solamente en su anillo, tal vez habría examinado la radiación antes de adentrarse a ella. Mientras Abin Sur cae, trata de recordar el aspecto de su sucesor y oye reir en su cabeza a los demonios de Ysmault.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

y esto, niñas y niños se llama retrocontinuidad como Moore manda.

exp. 626

JLE dijo...

Un saludo a todos los parroquianos, que hace tiempo que no me pasaba por aquí.

Ahora, ya voy al meollo de la cuestión. Es en relatos como éste donde Alan Moore demuestra que es un genio. En (creo que son) ocho páginas, explica (y justifica de forma coherente) un tema espinoso del Universo DC. Y repito, en sólo ocho páginas. Creo que es todo un mérito.

PAblo dijo...

No conocia esta historia pero me parece excelente.


Impacientes Saludos.

Etrigan dijo...

¿Dónde se ha publicado esta historia de Moore?

Bruce dijo...

Hola jotaeleé :)

Originalmente en la serie USA “Tales of the Green Lantern Corps”. Está recopilada en el tomo USA "UNIVERSO DC. Las historias de ALAN MOORE" junto con otras 2, tb de los G.L...y creo que en España se incluyó en el reciente Green Lantern/Green Arrow presenta: Green Lantern #6.
Por cierto, Abin Sur hace otra pregunta en esta misma historia que Geoff Johns -que tambien es grande- usa como punto de partida para lo que está pasando ahora en la serie de G.L.,'The Blackest Night'

Jaime Sirvent dijo...

Poco se puede decir ante la grandeza de Moore. He vuelto a leer esta historia hace poco en la serie de Green Lantern, y es una maravilla ver cómo Moore resuelve el tema de la nave en tal sólo 8 páginas y como bien dice Bruce, ver cómo Geoff Johns usa esta historia para articular las Sinestro corps. Sublimes ambos.