martes, 16 de junio de 2009

Entrevista a... Stan Lee



Una entrevista de 2003 a 'El Hombre'. Que se hable en 999 de la importancia de Jack Kirby y de otros dibujantes en la construcción del Marvel de la Silver Age, y de cómo Marvel trató al rey, no significa que yo tenga algo contra Stan Lee. El Hombre sigue siendo mi ídolo y algunos de sus diálogos me parecen insuperables. Y si Kirby era capaz de sacarse de la manga conceptos que 40 años después siguen siendo interesantes y sorprendentes, Lee dió a los héroes personalidades complejas, los convirtió en gente, con defectos, obsesiones, complejos y virtudes. Stan Lee es el William Shakespeare de los comics.



Pregunta: Hola, Sr. Lee. ¿Puedo llamarle Stan?

Stan Lee: Por favor, hazlo.

P: Es un placer hablar contigo.

SL: Es un placer que me hables.

P: Con respecto a X-Men 2, ¿qué escenas crees que recuerdan a tu trabajo?

SL: Me gusta pensar que cualquiera de las escenas en las que la gente habla como personas reales con problemas reales. Siempre fue la única cosa que traté de enfatizar. Quería que los lectores pensaran en ellos como personas reales y no sólo un montón de figuras de cartón.


Lee establecía la principal fuerza que mueve a Peter Parker/Spiderman ya en su primera historia: el complejo de culpa.

P: Me doy cuenta de que no tienes mucha responsabilidad en estas películas de Hollywood. Pero como productor ejecutivo, ¿alguna vez presionas para que Jack Kirby, Len Wein, Dave Cockrum y Chris Claremont reciban crédito?

SL: Me hubiera encantado, pero cuando hablas de ‘productor ejecutivo’, es una especie de título honorario. La verdad es que no tengo nada que ver con las películas. Pensé que estaría bien si cada una de estas películas dijese: "Basada en personajes creados por Stan Lee y Jack Kirby" o Lee y Steve Ditko, o el que hiciera el comic, pero no lo han hecho con estas películas.

P: ¿Por qué no?

SL: No sé si es un descuido, o si piensan que esas personas los demandarán por una parte de los beneficios.

P: ¿Sientes no haber tenido la oportunidad de crear a Lobezno?

SL: Ah, sí. Lobezno es uno de los mejores personajes que jamás se hayan creado en la ficción. Lo eché todo a perder por no tener la idea el primero [risas].


El Halcón desarrollaba un complejo de inferioridad importante por no tener superpoderes, lo que le llevaba a hacer tonterías como enfrentarse al cabeza de turco favorito de la Casa de las Ideas: Spiderman.

P: Sé que todavía estás en proceso de demandar a Marvel. ¿Cómo va eso?

SL: Sí, va adelante, pero es probablemente el juicio más cordial de la historia. Es sólo que existe una cláusula en mi contrato que yo interpreto de una manera y ellos lo interpretan de otra. Hemos decidido dejar que el tribunal decida y no existe ninguna acritud por mi parte. Me encanta Marvel y la gente de allí. Me alegro de ser todavía parte de ella.


En Captain America, el Halcón mantenía una relación problemática con una muy enfadada militante del Black Power.

P: ¿El juicio te hace simpatizar más con la gente que estaba bajo contrato cuando estabas escribiendo en Marvel?

SL: Siempre simpaticé con la gente que estaba bajo contrato, yo era uno de ellos [risas].

P: Hablé con Marv Wolfman a principios de año, y me dijo que siempre pensó que Blade sería un buen personaje para una película, y por eso nunca lo explotó demasiado. ¿Alguna vez te sentiste de esa manera acerca de cualquiera de tus personajes?

SL: A decir verdad, cuando yo estaba escribiendo estas historias hace un millón de años, no pensaba en las películas para nada. Habría sido casi milagroso que estas cosas algún día se convirtiesen en películas. Para mí sólo eran comics que yo esperaba que vendiesen para poder mantener mi trabajo. Era una empresa difícil en aquel entonces, porque una gran cantidad de comics se retiraban y los editores dejaban el negocio. La única cosa que a todos les preocupaba era que nuestros libros se vendiesen mes a mes.


Al traducirlo al español se pierde bastante, pero en la versión original se aprecian claramente las diferencias en el habla de los personajes. El Capi habla un inglés/americano estándar, mientras que el Halcón usa giros más coloquiales, propios de Harlem, y Leila habla en slang muy a menudo.

P: Recuerdo que alguien te desafió a aplicar lo que hiciste con los superhéroes a los cómics de guerra, y así es como nació el Sargento Furia y su Comandos Aulladores.

SL: Sí. A nadie le importaban los comics de guerra entonces, pero chico, ya lo creo que vendió.


Lee trataba temas de concienciación social en Amazing Spiderman. Dos ejemplos: Drogas y Corrupción política.

P: Al crear este estilo Marvel, ¿crees que tropezaste con lo que hace que los personajes superheróicos perduren durante tanto tiempo?

SL: Sí. Creo que hay dos cualidades que los hacen perdurar. Una de ellas es que hay que hacerlos creíbles, para que los lectores crean que pueden existir; y dos, hay que hacerlos interesantes. El ejemplo perfecto es Sherlock Holmes, muchas personas van cada año a Inglaterra en busca de su casa en Baker Street. Parecía estar vivo para los lectores porque estaba muy bien delineado. Siempre he tratado de hacer eso con nuestros personajes, tanto como se podía en el escenario de un cómic.

P: ¿Sientes no haber podido arreglar las cosas con Jack Kirby antes de que él falleciera?

SL: Las arreglamos. Todo estaba bien. Lo encontré en una convención y hablamos un rato. Incluso hablé con su esposa. En los últimos años, la gente había estado diciendo a Jack que había sido engañado y que no lo habían tratado bien, así que me metió en el saco con el resto de la dirección de la empresa. Pero al final, se dio cuenta de que yo no era parte de la dirección en aquellos días.



P: Vamos a aplicar la misma pregunta a Steve Ditko, que todavía está muy vivo.

SL: Steve y yo no nos vemos en absoluto, pero me caía y todavía me cae muy bien. Es sólo que era un tipo muy independiente y solitario en muchos sentidos. Volví a verlo una vez más hace pocos años en Marvel e incluso hablamos de trabajar juntos en un nuevo comic, pero no pudimos ponernos de acuerdo sobre lo que sería.

P: Eso no es demasiado sorprendente.

SL: Ya.


Amazing Spiderman a punto de evolucionar hacia la comedia romántica. Eso sería tras la marcha de Ditko y la llegada de John Romita.

P: ¿Cuál es tu franquicia favorita: El Señor de los Anillos, Matrix o Star Wars?

SL: Pensé que la primera parte de Matrix era absolutamente fascinante. Realmente me enganchó más que cualquier otra cosa. Pero mirando hacia atrás, creo que tuve el mismo sentimiento con la primera Star Wars. El Señor de los Anillos me pareció una gran película, pero estoy más por Matrix y Star Wars.

P: La fantasía nunca fue lo tuyo.

SL: La fantasía total, no.

P: ¿Qué superpoder te gustaría tener?

SL: Inmortalidad.

P: Ese ya lo tienes.

SL: Muchas gracias.


5 comentarios:

Mythos dijo...

Stan Lee es un genio además es de esas personas que suelen caer bien a todo el mundo. Y el retrato y la personalidad que imprimió a sus personajes hace que considerarlo el Shakespeare de los cómics no sea nada descabellado. Creo arquetipos superheroicos que perduran siempre. Yo tengo una imagen grabada de la muerte de Gwen Stacy y no es la propia muerte de esta sino la escena en que va a casa de Norman Osborn y como Harry aturdido por las drogas le pide ayuda a Peter Parker. Y Peter lo ignora completamente porque esta sediento de sangre. Me pareció genial porque es un momento de bajeza del superhéroe y es auténticamente shakespiariano si se tiene en cuenta que Harry Osborn sería el próximo Duende Verde.

Osukaru dijo...

Estoy de acuerdo con Mythos. Stan Lee es indispensable e irrepetible dentro del mundo de los tebeos de superhéroes. Fue capaz de hacernos cercanos a sus personajes y en cierta forma más creíbles.

Esta parte final de la entrevista:

P: ¿Qué superpoder te gustaría tener?

SL: Inmortalidad.

P: Ese ya lo tienes.

SL: Muchas gracias.

...es genial!!. Jejejeje!

PD: Esta también la has traducido tú?

Bruce dijo...

Si en el enlace está en inglés y aquí en español...

Jaime Sirvent dijo...

Grandísima entrevista. Tanto Lee como Kirby fueron muy grandes; todos sabemos y loamos al Rey por su desmesurada imaginación a la hora de crear conceptos que siguen y seguirán vigentes, pero Lee insufló un hálito Shakespeariano a sus personajes y además era un mago para los diálogos, los soliloquios de Estela Plateada en su serie regular todavía me ponen los pelos de punta.

Pepo Pérez dijo...

"Yo tengo una imagen grabada de la muerte de Gwen Stacy y no es la propia muerte de esta sino la escena en que va a casa de Norman Osborn y como Harry aturdido por las drogas le pide ayuda a Peter Parker. Y Peter lo ignora completamente porque esta sediento de sangre"

Esa escena es buenísima, yo siempre me acuerdo de ella. Pero me temo que no la escribió Stan Lee sino Gerry Conway.

(gracias por traducir e ilustrar la entrevista, Bruce)