martes, 2 de marzo de 2010

All Star Superman, anotado por Grant Morrison

Estos extractos los he sacado de una larga entrevista en 10 partes con Grant Morrison, para que puedan servir como complemento a la lectura de All Star Superman. A mí me han servido.


"No empecé a coleccionar comics de Superman hasta los años 70 y no estoy lo suficientemente interesado en el pastiche o la nostalgia para pasar 6 años de mi vida jugando a juegos post-modernos con Superman. All Star no está escrito, dibujado o coloreado para parecer o ser leído como un comic de la Edad de Plata.

Mi intento de crear una versión actualizada del personaje del "científico amigo de Superman" - en la vena de Emil Hamilton, de la serie animada y las historias de los 90:
Pensé en Quintum como una especie de "Man Who Fell to Earth" con un fondo de carácter sobrenatural, misterioso. Por un tiempo jugué con la idea de que era una especie de avatar del Lightray de los Nuevos Dioses, pero cuando All Star se desarrolló no encajaba en el tono y se le permitió ser simplemente él mismo.
Finalmente se redujo a la simplicidad. Leo Quintum representa el ‘buen’ espíritu científico - racional, utópico, ilustrado, progresista, pensé que Superman podría inspirarle la grandeza. Fue interesante para mí que mucha gente esperase que Quintum resultase ser malvado al final. Demuestra lo condicionados que estamos en nuestra mísera y suspicaz sociedad a esperar lo peor de todo el mundo, en lugar de esperar lo mejor. O tal vez es lo que esperamos de las historias.
Dicho esto, hay sin duda una necesaria bocanada de Lucifer en Quintum. Su nombre, Leo Quintum, evoca imágenes de fuerza solar, leones y portadores de la luz y tiene elementos de la figura clásica del Charlatán. Incluso se refiere a sí mismo como "El mismo diablo" en el número # 10.

Veo a Zibarro en parte como el adolescente sensible dentro de todos nosotros. Es temperamental, terriblemente encerrado en sí mismo e incómodo, sin embargo, lleno de pensamientos de omnipotencia. Él es el centro absoluto de su pequeño y desorganizado universo. Está jugando el papel de poeta sensible, empático, pero al mismo tiempo, está completamente absorto en sí mismo.
Y tal vez escribe su poesía totalmente subjetiva como un reflejo del papel de periodista objetivo de Clark Kent. ¿La faceta suprimida, lírica, herida de Superman, tal vez? ¿El Super-Morrissey? ¿Bizarro con la espina en su costado?


Me acordé de Nasty, de los viejos comics de Supergirl de Mike Sekowsky, y pensé que su look se podría actualizar muy fácilmente a la moda fetiche de club que siempre me ha gustado.
Parecía una adición fresca y sexy al plot de Luthor. La idea de que Lex tiene una hermana bastante normal que odia a su hermano rebelde porque es una mala influencia para su brillante hija, es explosiva y con potencial.


¿Qué pasa si, cuando Jack Kirby llegó a DC desde Marvel en 1971, hubiese seguido su saga de ciencia-ficción de los Dioses Vikingos, con una epopeya que hundiese sus raíces en la mitología griega? ¿Los Nuevos Dioses se encuentran con los Eternos, dibujado por Curt Swan / Murphy Anderson? Ese era Atlas.

Samson; decidí que sería un recuerdo a la tira de periódico británica "Garth". Era sobre un Adonis rubio que rebotaba alrededor de los siglos viviendo aventuras ligeramente calientes, picantes.
Todos crecimos con sus aventuras inexplicables pero increíblemente bien dibujadas y algunas estaban bastante bien cuando eras un crío, porque siempre estaba follando en la viñeta con una chica de las cavernas desnuda o con Elena de Troya.


Era un replanteamiento total basado en los aspectos de Olsen que me gustaban. Tomé prestado un poco de la idea de Mr. Action de un Jimmy más atrevido y pro-activo, añadí un poco de Nathan Barley, algo del estilo de Abercrombie & Fitch, un poco de Tintín, y un corte de pelo molón de Quitely.
Jimmy era famoso por sus "disfraces" y transformaciones extrañas (mi favorita es la epopeya del travestido Olsen "Miss Jimmy Olsen" publicada en Jimmy Olsen #95, a la que hacemos un guiño en la primera página de la historia de Jimmy que hicimos), así que quise tomar aquel aspecto de su atractivo como personaje y hacerlo parte de su trabajo.

Lo que más define a Luthor para mí resulta ser, como siempre, una historia de Len Wein con Curt Swan / Murphy Anderson: Superman # 248. Esta me dejó impresionado cuando era un niño. ¿Lex Luthor se preocupa por la humanidad? ¿El villano también nos ama? ¿Sólo odia a Superman? Genial. Gran historia para adultos.
También me encanta el Luthor satánico, brutal, con un aire a Crowley, de la Edad de Oro en la brillante "Powerstone" (Action Comics # 47). El inicio del All Star # 11 está tomado descaradamente de "Powerstone", como comprendí cuando volví a mirar esa historia.

Así que utilizamos algunos elementos reconocibles de la Edad de Plata como Van-Zee y Sylv y la Ciudad embotellada de Kandor, pero el elenco del Daily Planet encarna todas las generaciones de Superman. Perry White es de los 40, Steve Lombard es de la época de Schwartz en los 70, Ron Troupe - el único hombre negro de Metropolis - apareció en 1991. Cat Grant es de 1987, etc.

P.R.O.J.E.C.T. remite al Proyecto ADN de Jack Kirby en sus historias setenteras de Jimmy Olsen, tanto como al Proyecto Cadmus de las historias de Superman de los 90. Doomsday es de los 90. Kal Kent, Solaris y el universo infantil de Qwewq, todo viene de mi propio trabajo sobre Superman en la misma década. El ataque al corazón de Pa Kent es de "Superman The Movie".

También utilizamos elementos del enfoque de John Byrne. Byrne tomó un montón de buenas decisiones cuando reinició toda la franquicia en 1986 y quería incorporar cuanto pudiese de esas también.

Hay algo más que influencias de la Edad de Plata en el comic. Básicamente tratamos de crear una síntesis perfecta de todas las épocas de Superman. Tanto es así, que sólo debería tomarse como representante de su propia época.

Al final, sin embargo, creo que las historias de la Edad de Plata, con su enfoque sobre los problemas y debilidades humanas, tienen un atractivo mucho más amplio que un montón de las historias que les siguieron. Son más como fábulas o cuentos populares que las posteriores 'historias de superhéroes' de Superman, cuando se convirtió en otro superhéroe más de disfraz colorido ... y tal vez por eso All Star se parece más a esos comics que al típico comic moderno de Marvel o DC.

Me gustaban las descripciones tempranas de Jerry Siegel, donde Krypton es un planeta de avanzados superhombres y mujeres. Añadí el rico detalle de ciencia ficción de las historias del Krypton de la Edad de Plata y la frescura ligeramente desapegada que caracterizaba al Krypton de John Byrne, que reinterpreté a través de la lente del pensamiento budista de Dzogchen, probablemente el sistema filosófico más pragmático, frío y racional del planeta, y el más cercano, creo, a cómo los kryptonianos podrían ver las cosas.

El "Superman como Cristo" es demasiado reduccionista para mí, y tiende a pasar por alto el hecho de que Superman no es un pacifista en el sentido de Cristo. Superman nunca pone la otra mejilla; Superman golpea a los matones. Superman es un luchador.

Lo que no me gustó de la película “Superman Returns” fue el ángulo del Cristo Americano, que redujo a Superman a un masoquista llorón que se arrastraba por el suelo, llevándose patadas de todos. Este enfoque tenía un extraño y un poco inquietante sabor sadomaso, que no jugaba bien con los puntos fuertes del personaje en absoluto y todo parecía derivar de una especie de visión católica del sufriente Jesús martirizado.
No es que esté basado en Jesús, si no simplemente que una gran cantidad de elementos del dios del sol mítico, que se estratificaron en la historia de Cristo, también aparecen en la historia de Superman.
Supongo que veo a Superman más como ciencia ficción pagana. Él es un mesías secular, un redentor de la ciencia con músculos de tío duro y una moral muy directa y clara.

Yo no tenía ninguna referencia específica en mente... sólo la que todos tenemos en nuestra cabeza. Dibujé la figura como un boceto, destinado a ser una reminiscencia de las figuras cósmicas de William Blake, los carteles de trabajadores del Constructivismo Socialista Soviético, y 'Las proporciones de la figura humana' de Leonardo. La posición de las piernas apunta a la esvástica budista, el símbolo del sol en el sentido de las agujas del reloj. Era para mí, la esencia de ese ideal superheroico de la clase trabajadora que he mencionado, condensado en una imagen final del Superman mítico, nuestra superestrella eterna, interna, guía, generosa, incansable, amante. El estúpido título All Star Superman se literaliza en esta última imagen. Es la 'terrible simetría" del proyecto de la Ilustración - una imagen de genio, de trabajo y de nuestra necesidad de hacer cosas, de crear arte y artefactos, como una forma de imitación sobrehumana, divina.

Era Superman como esta fusión de ideas del Renacimiento y la Ilustración sobre el Hombre y el Cosmos, una unión imposible de Blake y de Newton. Un ‘Hombre de Vitruvio’ Pop Art. ¡La inspiración para la primera letra del nuevo alfabeto futuro!

... Todos somos Superman en nuestra propia aventura. Tenemos nuestras propias Fortalezas de la Soledad a las que nos retiramos, con nuestras propias colecciones especiales de material valioso, nuestras super-mascotas, nuestras "Ciudades embotelladas" que nos sentimos culpables por descuidar. Tenemos nuestros propios compañeros y rivales y extraños enredos emocionales o morales a los que enfrentarnos."
.

13 comentarios:

David dijo...

Espero que esto no sea consecuencia de mi comentario en tu anterior post. Pero sea o no sea, me alegro. Un magnífico post.
A mí me gusta su Superman, y estoy de acuerdo en muchas de las cosas que dice en esa entrevista (su "rescate" de la etapa Byrne, la comparación con Cristo... aunque esto daría para largo). Sobre lo de la Silver Age... Creo que tiene tan asimilado y ha mamado tanto esas historietas que las influencias, guiños u homenajes tal vez le salgan sin que él los busque. Me ha hecho gracia su "como comprendí cuando volví a mirar esa historia".
El infarto está mucho más logrado en Superman The Movie que en All Star (y el funeral en la peli tiene incluso un aire fordiano).
A mí me ha gustado All Star...pero no me parece la repera.. Y saber de dónde saca las ideas o cómo ve a Quintum, Zibarro o de dónde viene Samson son cosas muy majas o curiosas para saber pero que me parece que no aportan mucho a la lectura o modifican demasiado la idea que ya tengo de ella. Un post muy majo, Bruce. Te lo has currado.

Mythos dijo...

Yo con lo que no estoy del todo de acuerdo es con Leo Quintum. No es que al final se espere que se convierta en un villano, que sí, sino que para mí lo es. Es un personaje que juega continuamente a ser Dios y que tiene su propia raza de seres esclavos a los que utiliza para diversas y diferentes tareas. Y Superman, en vez de verlo raro, lo apoya e incluso le da la fórmula para crear más seres como él mismo. Son este tipo de cosas, más que las referencias de donde saca su inspiración Grant Morrison, lo que a veces desconcierta en All Star Superman. Unos comentarios en todo caso muy interesantes y una obra que no esta mal, para ser de Grant Morrison, pero que tampoco me parece una obra maestra.

Etrigan dijo...

Superinteresante...

Anónimo dijo...

Madre mía, pero que insufriblemente pedante es el señor Morrison. Si esta misma tracaza de argumentación nos la soltara a cuento de una hipotética adaptación cinematográfica de Superman, el grueso del friquerio pediría su cabeza por desviarse de las reglas del género superheroico, etc, etc.

Como obra, el propio All Star es un capricho intelectualoide que jamás hubiera encontrado financiación en cine. Y no por ser poco comercial, sino, simplemente, por hermético y ombliguista.

Personalmente, no entiendo tantos elogios hacia la obra, salvo por el complejo de inferioriad que arrastra el noveno Arte, y más en el caso del género de superhéroes, que provoca que cualquier experimento que se salga del canon sea aplaudido por los que parecen necesitar un pretexto intelectual para justificar lo que es, simplemente, un hobby.

Herodes dijo...

A mi All Star Superman me encantó y es uno de los comics a los que más le tengo cariño. Desde mi punto de vista a pesar de los grandes elogios que ha recibido sigue estando infravalorada por mucha gente.

Juan Miguel dijo...

Anonimo, lo bueno que no lo hizo con el fin de sacar pasta con una adaptación cinematográfica ¬_¬

Excelentes declaraciones.

PAblo dijo...

Pues me parece unas notas muy interesantes que ayudan a entender mejor qué pretendía Morrison con ASS. A mí me ha gustado y creo que ASS francamente es una de las mejores historias de Superman que he leído.

Impacientes Saludos.

lord_pengallan dijo...

Que se publiquen ya las tiras esas del periódico Garth!

Anónimo dijo...

fantabuloso. Por cierto echale un ojo a JLA Un Millón. porque creo que entre estos dos comis se establece una relacion muy parecida a la que pueden tener los 7 Soldados de la Victoria con JLA Clasificado...

Experimento 626

Tachuela dijo...

Reescribo uno de los comentarios anteriores:

>>>Como obra, el propio Watchmen es un capricho intelectualoide que jamás hubiera encontrado financiación en cine. Y no por ser poco comercial, sino, simplemente, por hermético y ombliguista.

Personalmente, no entiendo tantos elogios hacia la obra, salvo por el complejo de inferioriad que arrastra el noveno Arte, y más en el caso del género de superhéroes, que provoca que cualquier experimento que se salga del canon sea aplaudido por los que parecen necesitar un pretexto intelectual para justificar lo que es, simplemente, un hobby.>>>

Bruce dijo...

Muy bueno.

Anónimo dijo...

Pues es curiosa la comparación precisamente con Watchmen, porque si algo caracteriza la etapa de Alan Moore en DC es un respeto impecable a las reglas del género de superhéroes (sea en los argumentos, el desarrollo narrativo, la caracterización de personajes, etc.). La cosa del pantano, Watchmen, y no digamos el Superman de Moore, contienen tantas o más referencias culturales como Superman All Star; sin embargo se pueden leer y disfrutar igual como simples historias de aventuras, con sus intrigas, acción, giros sorpresivos, etc.

Por eso, precisamente por eso, se pudo (intentar) hacer una película a partir de Watchmen: porque detrás del 'mensaje' había una historia que podía (en teoría) atraer a todos los públicos. Y aun así, no hay más que ver cómo quedó el experimento. Que le pregunten a Alan Moore...

A la obra de Morrison (por lo menos para mí) le pasa como a las compresas Ausonia: si le quitamos el aire que sobra... se convierte en el tebeo extraplano.

PD1: cuando a Alan Moore le apeteció mirarse el ombligo, dejó el género de superhéroes y se dedicó a experimentar sin ataduras, pero sin dar gato por liebre a los lectores.

PD2: como fan de los Looney Tunes, estoy ansioso por que Grant Morrison coja los personajes y les dé por fin la lectura adulta que merecen, con su reivindicación de la anarquía silvestre propia de la infancia, su sexualidad implícita, etc, etc.
Eso sí, los fans de Bugs Bunny toda la vida que se vayan olvidando de tener su dosis de ‘slapstick’. Es decir, más o menos igual lo mismo que ocurría con la acción y la intriga en Superman All Star.

Anónimo dijo...

PD2: como fan de los Looney Tunes, estoy ansioso por que Grant Morrison coja los personajes y les dé por fin la lectura adulta que merecen, con su reivindicación de la anarquía silvestre propia de la infancia, su sexualidad implícita, etc, etc.

Anda campeon, calzate "el evangelio del coyote" de Animal Man.

exp. 626