sábado, 25 de julio de 2009

Miracleman...¿al fin?

Llegan noticias desde San Diego: Marvel ha llegado a un acuerdo con Emotiv, la compañía que representa los intereses de Mick Anglo con respecto al personaje de Miracleman, y comenzará a reeditar las historias de los años 50 y 60 de Marvelman.

No hay noticias aún sobre las más modernas de Alan Moore, Neil Gaiman, Garry Leach, Alan Davis, Chuck Austen, Rick Veitch, John Totleben y Mark Buckingham, pero no deberían de tardar mucho.

Marvelman fue creado por Mick Anglo en los años 50 como una versión británica del Capitán Marvel (Shazam). Durante una década estuvo publicando historias (esto es lo que Marvel tiene actualmente derecho a publicar).

A principios de los 80, Dez Skinn pregunta a Alan Moore si está interesado en hacer historias del personaje para la revista Warrior. Con el tiempo, Eclipse comics reedita la serie en EEUU con el nombre de Miracleman para no tener problemas con Marvel Comics; la etapa de Moore son 16 nºs. Moore pide a Neil Gaiman que guionice al personaje y éste hace 8 números más con Mark Buckingham, también publicados por Eclipse comics.

Cuando Dez Skinn publicó la serie en Warrior, la propiedad se dividió entre Skinn, Moore, Leach y Quality Communications (Editor de Warrior). Cuando Leach dejó la serie, Davis obtuvo una parte como nuevo artista. Cuando Moore pasó el personaje a Gaiman, también pasó su porcentaje, y éste se dividió entre Gaiman y Buckingham, su artista.

Excepto que parece que en realidad los derechos siempre han pertenecido a Mick Anglo después de todo.

"Fui feliz de hacer todo lo posible por ayudar a Mick Anglo, la persona que siempre ha tenido los derechos de Marvelman; por lo que yo sé, nunca tuvimos los derechos para hacer esas historias, aunque a Mick le gustaron mucho. No sabíamos en ese momento que Mick Anglo era el propietario único de los derechos. Nos engañaron. Así que he hecho todo lo que he podido para arreglarlo. He dicho que ellos comentaron la posibilidad – lo que quieren es dinero rápidamente, porque Mick es muy viejo, tiene una esposa enferma que cuidar, y les vendría bien la pasta en seguida.

Mick era el propietario, y además Len Miller nunca estuvo en bancarrota, y todo lo que nos dijeron cuando estábamos haciendo el magazine Warrior resultaron ser mentiras, ya sabes, mentiras no intencionadas, pero mentiras igualmente, y eso vale para todas las versiones americanas. Aparentemente los sospechosos habituales en la corrupta industria actual del comic se aprovecharon de Mick Anglo, ya sabes, hasta la parte de Todd McFarlane en el caso. Neil Gaiman ha sido un diamante absoluto en todo esto, y yo he hecho lo que he podido, y lo más importante es ayudar a Mick Anglo, la verdad."
-Alan Moore-

(Fuente)

El anuncio de Marvel, aquí.
.

7 comentarios:

Mythos dijo...

Espero que llegue a buen puerto todo esto. Una reedición de todo lo que se ha escrito del personaje sería genial y más si se vuelven a publicar las etapas de Alan Moore, Neil Gaiman, etc.

Óscar dijo...

Mmmm... Pues creo que no lo he visto en mi vida a este tipo. Pero si están Gaiman y Moore de por medio habrá que echarle un vistazo.

Osukaru dijo...

Ese "Óscar" soy yo... WTF?!.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Una obra más que recomendable y rompedora (para le época), con unos guiones y un grafismo cojonudos.
Saludos

Mo Sweat dijo...

Celebro la noticia, hace muchísimo tiempo que es necesario publicar la obra de Moore, Davis, Leach y compañía.

A ver si por fin...

Ismael Fancito. dijo...

¡En la CINEcomicON! Lo compraré en Portugal.
Pero han chafado mis planes editoriales. Pensaba comprar un billete de la lotería esa que toca a todo el mundo, el cupón de las once, y contratar a Montana para realizar una nueva versión de 'Miraqueman'. Imprimir en Irán, distribuir mundialmente mediante topmanta desde Islas Macuto... ¡Ya casi lo tenía atado!

Ismael Fancito. dijo...

Espero que no sea obligatorio presentar el cupón de compra de esa reedición de 'clásicos' para hacerse luego con el de Moore. Si no son ediciones facsimilares no me molan.