martes, 27 de octubre de 2009

Moore pornográfico

Dos bibliotecarias de Nicholasville (Kentucky) son despedidas por no permitir que un niño sacase un comic. Las mujeres dicen que el comic contiene material pornográfico inadecuado para los niños.

Las dos mujeres dicen que fueron despedidas el mes pasado, cuando no dejaron a una niña sacar un comic de la serie La Liga de los Caballeros Extraordinarios. Ahora, las mujeres dicen que están menos preocupadas por sus puestos de trabajo que por tratar de mantener este tipo de material fuera de las manos de los niños.

"Los habitantes del Condado de Jessamine no se dan cuenta de que estos comics que son tan gráficos están disponibles en la biblioteca para sus hijos", dijo la ex-bibliotecaria del Condado de Jessamine, Beth Bovaire.

Beth Bovaire trabajaba en la Biblioteca Pública del Condado de Jessamine hasta hace un mes. Ella y Sharon Cook trabajaban como bibliotecarias; las dos fueron despedidas el mes pasado, cuando declaran no haber permitido a una niña sacar un comic de la serie La Liga de los Caballeros Extraordinarios.

"Mi amiga Sharon me lo había traído el miércoles, y me dijo 'mira este comic, es obsceno y está en lista de espera para que una niña de 11 años se lo lleve’, y yo dije, ‘está bien, quitémoslo de la lista de espera’".

El director de la Biblioteca del Condado de Jessamine dice que va contra su política hablar de despidos de empleados, pero me dio una copia de su política y se dice claramente que las responsabilidades de la lectura del niño son de los padres y no de la biblioteca.

Las mujeres dicen que los comics contienen imágenes lascivas de hombres y mujeres, en situaciones sexuales que son inapropiadas para los niños.

"Si das pornografía a los niños, un niño de 12 años de edad no puede comprender y procesar de la misma manera que un hombre de 30 años", dijo Sharon Cook.

Las mujeres dicen que los padres actualmente se ven inundados y es demasiado fácil para un niño sacar un libro sin que ellos lo sepan. Las mujeres esperan que la biblioteca reconsidere sus políticas para asegurarse de que los niños no tengan acceso a materiales inapropiados.

(Fuente)
.

14 comentarios:

Etrigan dijo...

Es que Alan Moore es un guarro, y si no que lean Lost Girls. A dónde vamos a llegar, por Dios...

Mythos dijo...

Hombre, es que La Liga de los Caballeros Extraordinarios, sobre todo el segundo volumen, tiene algunas escenas fuertecillas para una niña de 11 años creo yo...

Bruce dijo...

Por supuesto que sí, pero estas 2 defensoras de la niñez no tienen autoridad para tomar esa decisión. Y si las han despedido, es porque no han respetado la política de su empresa (la biblioteca), y si sus jefes se han enterado, es probablemente porque los padres de la niña han puesto una queja.

Mythos dijo...

No, pero es como cuando yo era pequeño, en mi videoclub estaba la sección porno, escondida, y si yo me acercaba allí siempre estaba el dependiente alerta para apartarme de allí amablemente. Los cómics de Alan Moore no son lo mismo, desde luego, pero yo si tuviese el trabajo del dependiente del videoclub o de esa biblioteca y una niña se lleva ese material no sé... no me quedaría del todo tranquilo. Que la decisión la tienen que tomar sus padres, sí, y por ello deberían haber estado con ella en la biblioteca... lo cual no sé si dice mucho bueno de ellos. Pero bueno, que si lo pone en las normas de la biblioteca, no hay más que decir, infringieron las normas y en consecuencia han sido despedidas. Pero yo siempre me quedo en estos casos con que las cosas son más complejas.

Anónimo dijo...

Las cosas siempre son más complejas. Pero las bibliotecarias no tenían que haber hecho eso. En todo caso podrían haber hablado con la niña. Y después decidir o comentar el asunto con los jefes o comentarlo. Además, ¿Quién te dice que esa niña con 11 años no está preparada para leer eso? Mi hija tiene 10 y ve Física y Química (y yo, por lo que oigo o veo) creo que es más pornográfico que el tebeo de Moore. No se me ha ocurrido decirle que deje de verlo (bueno sí.. le digo que vea otras cosas). Pero no se me ha ocurrido quitárselo. Si la niñoa quiso cogerlo sería porque le interesaba.

Osukaru dijo...

Estoy de acuerdo con todos vosotros:

1)Las bibliotecarias no son quien para tomar la decisión de quien se lleva o no el material de la biblio.
2)Que el tema quizás sea un poco peliagudo pero (ver punto tres)
3) Las empleadas de la biblioteca ante la duda deberían haber consultado con los superiores, padres, etc...

De los tres puntos que cito me parece que el tercero hubiera sido el camino más fácil y seguro. De haber sido así, seguramente las bibliotecarías todavía conservarían su puesto de trabajo.

J.A.Rubio dijo...

En cualquier caso me parece más bien ridículo que se pretenda que los tiernos infantes no puedan leer cosas como esas, cuando tienen acceso a pornografia pura y dura con un clic en internet.
Los padres somos los que tenemos que controlar y sobre todo educar a los hijos.

Bruce dijo...

Correcto. Los niños de 12 años de ahora saben de sexo y algunos incluso lo practican.
Si les preocupaba de verdad, lo sensato habría sido pedir a los padres una autorización oral o escrita. Me parece que se han otorgado ellas mismas el papel de defensoras de la moralidad, y se han convertido en unas censoras de lo más rancio. Me las imagino saliendo a la calle mayor del pueblo para protestar, con las enaguas y las pancartas.
Además, 'La Liga...' no es obsceno ni porno, aunque tenga una escena y media subida de tono.

Omoloc dijo...

"Si les preocupaba de verdad, lo sensato habría sido pedir a los padres una autorización oral"

¿oral? tú... tú... tú...
¡¡Eres un guarro!!

Bruce dijo...

Maldito, maldito Jotacé...

Mythos dijo...

Bueno, pero por eso decía antes que todo es más complejo, porque este caso tambiñén se podría haber producido, y de he hecho seguro que así ha sido, justo al revés. No sería el primer padre en este caso que de llegar su hija con ese material a casa se iría directamente a la biblioteca quejandose que le hayan dejado sacar a su hija algo así.
Así que en cualquiera de los dos casos el bibliotecario puede ser el malo de la historia.
Por eso creo que a veces nos tomamos las cosas demasiado en serio cuando siempre depende de las personas y eso es imposible de predecir.

PAblo dijo...

Esto se soluciona arrancándole los ojos a la niña para preservar su inocencia y de paso quemar al inglés que lo creó en una pira con toda su obra mientras se entonan salmos y oraciones por la salvación de su alma. ;-D

Lo que no dicen es si la bibliotecarias leyeron o entendieron la obra de Moore o si sólo consideraron que su estrecho punto de miras era superior al de una niña de once años.

Yo no las habría despedido. Las habría obligado a leer las obras completas de Moore y comentarlas a ver que se les había quedado.

Impacientes Saludos.

Ismael dijo...

En la Coruña creo que los inocentes necesitan la firma de sus padres para saquear las bibliotecas, así que no creo que se encuentren ante este tipo de dilemas morales. Aunque el fin de semana pasado con cinco tebeos les regalaban una camiseta, y yo no he parado de imaginar a niñas llevándose tebeos de Nazario y de Alvarez Rabo para completar el cupo de préstamos.

David dijo...

Joder! Qué raro se me ha hecho pasar por aquí. Me acordaba de estas entradas y pensaba rescatarlas para mi blog y al leer los comentarios me he dado cuenta de que el anónimo era yo (jaja). Y en la otra de las bibliotecarias también comento como anónimo varias veces. Mi hija tiene ya 16 años. ¡Cómo pasa el tiempo!