martes, 4 de diciembre de 2007

Spiderman: El Duende Vive

A los 15 años dejé de comprar tebeos...

En realidad, a esa edad dejé de comprar Spiderman, a todos los otros había ido dejándolos por el camino por falta de pelas.
En la 2ª mitad de los 80, en plena adolescencia, el prejuicio (encarnado en mi madre) que había contra los lectores de tebeos era bastante más fuerte que ahora, no había camisetas que dijeran "soy friki y estoy orgulloso" .. ni siquiera conocíamos esa palabra.
Otras circunstancias contribuyeron al deplorable hecho, la falta de liquidez, y en menor medida el que no había ninguna librería especializada donde comprar regularmente mis tebeos...tambien empecé a comprar discos; si lo pienso ahora, me doy cuenta de que sustituí una afición por otra mejor vista socialmente...

Todo esto viene a cuento porque mi abandono como comprador (que no como lector) coincidió con el fin de una de las mejores etapas de la historia del amistoso vecino: la de Roger Stern. Aquellos guiones modernos pero a la vez clásicos, aquel dibujo de Ron Frenz (lo más parecido a Steve Ditko que yo he visto), aquellas peleas increíbles con el Duende en las que nunca se le veía la cara...Stern se fué de Spiderman sin revelar a nadie cuál era la identidad secreta del Duende y los guionistas que llegaron luego tuvieron que apañárselas como pudieron..

Pensándolo bien me alegro de haberlo dejado allí, así me salvé de porquerías como la saga de Ben Reilly y demás, tristes historias de editores y guionistas que no sabían qué hacer con el personaje y que, dejando fuera algunas honrosas excepciones, llevaron a Spidey por senderos indignos del personaje icono de Marvel, y que tiempo después desembocaron en lo que para mí es la hora más oscura: cogieron el recuerdo del amor platónico de todos los que leímos Spiderman de pequeños y lo restregaron bien restregaíto por el fango, en una falta de respeto inaudita a los millones de fans de Gwen Stacy y al trabajo de los guionistas de aquella época.

Pero me estoy yendo por las ramas..
El caso es que deambulando la semana pasada por ese gran blog que es apokolips.info y más concretamente por el podcast nº 10, dedicado por completo al trepamuros, oí algo que no sabía o que no recordaba-que para el caso es lo mismo-. Roger Stern volvió años después a Spiderman a terminar su historia incompleta sobre el Duende y lo hizo en 3 números recopilados en un tomo por Forum.

Así que, aunque ya sabía quién era el Duende, me puse a buscar el tomo por todas las tiendas que tenéis ahí a la derecha; lo encontré facilmente en dos de ellas (en España):
Ebay : solo 2,50 euros más 6 de gastos, pero las tuve tiesas con otro pujador que parecía dispuesto a pagar lo que fuera por el tebeo, y desde luego se lo hice pagar caro ;)

Todocoleccion : éste es compra directa,12 euros más cuatro de gastos, no es que sea una ganga pero dado que llevaba 20 años esperando..

Eso fue el jueves, creo, y hoy martes ya lo tengo aquí. ¡Por fin el @*#@ Duende va a morder el polvo!

8 comentarios:

Jaime Sirvent dijo...

Vaya, leyendo tu post me he reconocido a mí mismo. Yo también dejé de leer tebeos durante una etapa de mi vida, y también los sustituí por aficiones mejor vistas socialmente como los discos, los libros o las pelis.

Tengo muy buen recuerdo de la etapa de Roger Stern de cuando era pequeño. Sobre todo me acuerdo de aquella historia contra el Juggernaut ; y también lo tengo de su etapa en los Vengadores. La verdad es que molaría mucho repescar sus etapas en ambas series.

Bruce dijo...

Con unos cuantos tomillos de la Biblioteca Marvel de Spidey te la pillas entera, yo me compré algunos que me faltaban

Anónimo dijo...

oh, Dios mío, somos almas gemelas.

experimento 626

Bruce dijo...

Noooooooooo..!
CHOF!

tebeonauta dijo...

Yo creo que todos hemos dejado de leer cómics en una etapa de nuestra vida. En mi caso también coincide con la adolescencia, aunque no dejé de leerlos totalmente sí que me limité a muy pocas cosas, sustituyendo la compra de cómics por la compra de discos. Como digo, sin dejarlos totalmente me volví a enviciar con Zinco y sus estupendos cómics de la DC.

En cuanto a Spiderman (del que fui un gran seguidor tiempos ha) yo lo dejé mucho más atrás, con la primera saga del chacal y la primera aparición de Gwen como clon. Creo que ya no se han contado desde entonces buenas historias de Spiderman con la excepción de la saga de la cacería de Kraven.

Bruce dijo...

Yo nunca dejé de releer mis comics, pero durante un tiempo no compré nada nuevo (excepto en alguna ocasión especial).
Desde luego no ha vuelto a haber un Spiderman(ni un P.Parker) como el de aquella época del Chacal, pero la època de Roger Stern creo que ha sido la última que se puede considerar "clásica" del personaje

La Perse dijo...

/Modo diariodepatricia on/: yo también dejé los tebeos durante todos los 90, con lo que me perdí todos los maravillosos tebeos del boom image, a Liefeld y sus clones y todo ese rollo. Los sustituí por el alcojol, las grogas, el sexo premarital y las patologías psiquiátrico-neurológicas. Empiezo a notar una pauta generacional. /Off/

Bruce dijo...

"Confesiones con Carlos Carnicero"
XDDDDDDDDDD