sábado, 12 de enero de 2008

Blogs nacerán, blogs morirán...

"...Precisamente la aparición de Silver Surfer como elemento liberador, producto de la imaginación de Lee y Kirby, y a su vez adoptado por los surfistas americanos como símbolo de una nueva forma de vida a lomos de la Gran Ola, constituye uno de los mejores momentos que recuerde de cualquier cómic. La fuerza alegórica y simbólica de los personajes clásicos de Marvel o DC es algo que difícilmente ha sido superada por otro tipo de personajes. Precisamente esa fuerza es la que tira de ellos para influir a toda una generación de autores que se vuelven y miran hacia estos mitos como si de modernas deidades se trataran..."

La tristeza del deceso -se veía venir- del blog de Tebeonauta, se enjuga gracias al nacimiento del blog de Etrigan 'El cuarto mundo'. Si mantiene el nivel de este post ejemplar, este blog está llamado a ser un referente en la tebeosfera...

7 comentarios:

Etrigan dijo...

Gracias, espero estar siempre a la altura de las circunstancias.

JLE dijo...

La verdad es que es una pena la "muerte" de Tebeonauta, pero ojalá que con el nacimiento de Etrigan salgamos ganando.

La Perse dijo...

Yo creo que salimos ganando, así descubriremos más facetas del gran Tebeonauta... o Etrigan. ¡El Rey ha muerto, larga vida al Rey!

Bruce dijo...

Yo tambien lo creo..

Anónimo dijo...

El anterior blog solo era una pupa de la que ha salido un bicho con alas.
Ismael, el Espermatozón Rodríguez.

Bruce dijo...

Tú sí que eres bicho! :D

Anónimo dijo...

Estoy rastreando una emisión del programa da TVG Libro aberto onde adicaban a microsección da BD ao Beroy.
No sé como se roba el video para pasarlo al ordenador al you tube. ¡Les mantendremos informados sobre nuestros avances!
Ismael, el Rocambólico Nene transgénico.

[Me reafirmo, es un bicho y en estos mismos momentos puedo escuchar como se van endureciendo sus alas quitinosas. Ya está a punto de hechar a volar y todavía no hemos podido mirarle la cloaquilla para ver si es macho o hembra. ¡Bien muerto que está el tebeonauta!, solo era una cascara y ahora tenemos al bicho rampante.]