martes, 3 de marzo de 2009

Jack Staff revisitado: los homenajes de Paul Grist

Hoy toca hablar de 'Jack Staff: Todo Solía ser en Blanco y Negro'... Tras comprar de saldo el tomo y devorarlo en un día, parece interesante hacer un repaso a algunos de los homenajes que Grist hace en él. Siguiendo la línea de Alan Moore en 'The League of Extraordinary Gentlemen' -pero inclinándose hacia la cultura popular en vez de la novela victoriana- los muchos personajes que aparecen en el tomo están basados en personajes de comic, sobre todo británicos; pero también bebe ampliamente del comic mainstream americano. Prácticamente todos los personajes y sus correspondientes originales fueron anotados en abundacia en otro artículo, por lo tanto no iremos por ese camino. Pero Grist también homenajea y juega con conceptos, historias y momentos puntuales de otros títulos. Podría decirse que esta entrada es un ‘Parecidos razonables’ a lo bestia.

Para empezar -aparte del obvio paralelismo con Union Jack- no puedo quitarme la sensación de que ese Jack Staff del que la policía no se fía, que es más un proscrito que “El mayor héroe de Gran Bretaña” recuerda a Spiderman. Entonces esa Becky Burdock a la que Staff llama ‘pelirroja’ y que aparece por primera vez con cinta en el pelo y los libros sobre el pecho podría recordar en principio a Mary Jane-Gwen Stacy, aunque después veremos que no se les parece en nada.



El primer arco argumental es un homenaje a cara descubierta a la serie setentera de los Invasores (Roy Thomas & Frank Robbins). Este arco se desarrolla en dos corrientes temporales que se alternan en la narración. En 1940, Los luchadores de la Libertad -Los Invasores de Marvel- se enfrentan a un vampiro que se arrastra desde la época de las Cruzadas. La narración en tiempo presente sería la ‘versión Grist’ de mi historia favorita de la etapa de Roger Stern y John Byrne en el Capitán América (Captain America #253 y 254). El Barón Sangre, villano vampírico de ambas sagas marvelitas, era el hermano del Union Jack original, si no recuerdo mal.




Si Grist no estaba pensando en el Daredevil de Frank Miller cuando creó estas tres secuencias, no me llamo Bruce. Tras el primer arco argumental viene una pequeña historia de 6 páginas en la que Tom Tom el Robot con nombre de navegador se enfrenta al que debe de ser su archienemigo -aunque no lo conocemos de nada- Doc. Tempest. Al final de la pelea, Tempest está en la cama totalmente paralizado, como cierto enemigo de DD con muy buena puntería. Esta mini historia es prácticamente independiente del resto del tomo. Apostaría la chaqueta de piel de serpiente que no tengo a que lo primero que pensó Grist fué homenajear esa escena de DD, y a partir de ahí hizo el resto, yendo hacia atrás.



Este otro quizá sea un tiro más largo, pero un superhéroe desviando las balas a bastonazos tiene que recordar por fuerza a Daredevil. En DD#159 de McKenzie & Miller, lo hacía, y en la miniserie “El hombre sin miedo” de Miller y Romita jr. volvía a hacerlo.




La escalera de Matt Murdock, gran splash-page del “Elektra Lives Again” y muestra de la capacidad narrativa de un gigante. Homenaje o no, también es estupendo el panel de Grist, con ese uso fantástico del negro. Esta escena del atraco al banco contada desde diferentes puntos de vista emplea un recurso ya utilizado en el cine en varias ocasiones. Jason también lo utilizaría más tarde en “No me dejes nunca”.



Fantástico homenaje al Spirit de Eisner, al integrar el título de la historia como parte del ‘decorado’. Jack Staff y The Spider están en la azotea de un edificio, que junto a sus anexos forma el título, “The Trap”. Además, en el diario que sostiene Staff se lee que el edificio en cuestión es propiedad de ‘Seguridad Eisner’. Se me contenta con tan poco...



El Druida -inspirado en el Doc Extraño, pero que se llama como el primer superhéroe de Marvel- que se dirige al lector cada vez que aparece, podría ser un homenaje al Animal Man de Morrison -aunque Mantlo lo había hecho un año antes en Alpha Flight. Normalmente no me gusta que se rompa la cuarta pared, pero en este caso, funciona. Quizá porque es un personaje -de momento- sin relevancia en la historia, y por el tono humorístico. Grist emplea elementos metatebeísticos, como cuando el Druida le dice al lector: “No pases la página”.



Helen Morgan, de la Unidad Q, además de poseer un trozo del Ojo de Kelly, y resucitar varias veces, tiene los poderes del profesor Xavier: lectura y control de la mente, proyección astral, ...



El cartel que presenta a Charlie Raven, el mejor escapista de la Era Victoriana, remite a La Liga de los Caballeros Extraordinarios.



Y aprovechando que está en la época adecuada, Grist se permite -con la aparición del inspector Bullstrode/Lestrade- un homenaje a Sherlock Holmes, como ya hiciera Moore.

14 comentarios:

Etrigan dijo...

Parece que al final te ha convencido Grist. A mí no me convence pese a todos esos guiños y homenajes que resaltas. Me entretiene pero sin más...

PAblo dijo...

A mí Grist me gusta mucho. Derrocha amor por el medio tanto en Jack Staff como en Kane. Un francotirador del cómic.

Impacientes Saludos.

Bruce dijo...

Ya sabía que no te molaba mucho Etrigan.He visto un comentario tuyo de hace años en Utcon, pero en esa época eras más radical :))

Ni siquiera fué idea mía comprarlo, lo pagué a 5 euros y lo leí sin ninguna expectativa...y me ha encantado. Como bien dice Pablo, derrocha amor por el medio.

el tio berni dijo...

Muy chulo el post, Bruce. No sé si has leído su Kane, ahí puedes encontrar otro porrón de homenajes, muy a menudo a Miller.

Por cierto, por seguir un poco con el juego, no tengo fuerzas para coger el tomo y ponerme a mirarlo, pero esa página que muestas con el escapista Charlie Raven... más que a La Liga, yo vería un homenaje velado a Jim Steranko, que en su juventud trabajó de escapista (hay por ahí fotos suyas rodeado de cadenas). Además, eso de Raven remite a Ravenlock, ya sabes, "The Hellhound of Ravenlock"...

Bruce dijo...

¡Qué fino hilas! :D Me refería más bien a la forma de presentarlo y al lenguaje que usa en esa página.. A mí me recordaba a Mr. Miracle, que Kirby creó pensando en Steranko (todo encaja como un gran puzzle cósmico) pero se supone que está inspirado en el escapista 'Janus Stark' de la Fleetway (que no he leído nunca)

el tio berni dijo...

Sí, sí, tienes razón, el modo de presentarlo recuerda a La Liga, aunque no creo que Grist lo pretendiera expresamente (o sí, quien sabe).

Y por supuesto, cómo no se me había ocurrido, Mr Miracle, con lo que me gusta el personaje!!!

A los personajes de la Fleetway ya los tengo mucho menos ubicados. Alguno sí que me ha sonado en este Jack Staff, pero la mayoría, ni flowers, igual que me pasó en el Zenith de Morrison.

Bruce dijo...

Mr. Miracle me encanta...de la Fleetway mi favorito es Zarpa de Acero, y The Spider tambien me gusta.

Jaime Sirvent dijo...

Menuda ristra de homenajes y de pasión por el 9º arte, y además todo son referencias que me encantan. Desde luegoo, me empiezo a arrepentir de no haberlo pillado.

Osukaru dijo...

Jaime, es que a ese precio ya no quedaban!. Otra vez será!!.

Muy buen post!. Se nota que has hecho los deberes!.

Mo Sweat dijo...

Este tipo de cómics no suelen dejar indiferente, ya que además de la historia en si (sea mejor o peor) tienen el aliciente de descubrir todos estos homenajes escondidos (y no tan escondidos).

Por cierto, ¿Grist ha homenajeado en alguna ocasión a Mitek?, ese es mi cómic favorito de la Fleetway.

Mo Sweat dijo...

Perdón, es Mytek, no Mitek.

Bruce dijo...

No sé, en este tomo no hay chimpancés hipertrofiados :))

Werewolfie dijo...

Creo recordar que servidora ya había venido alguna vez con el cuento de lo que mola Jack Staff... Además de los dos tomos de Recerca, tengo el siguiente en pintinglish, y la cosa no hace sino ir mejorando. A mí me encanta, al menos...

Bruce dijo...

Algo te había leído..